IPES

2 de abril de 1987. La situación está muy tensa en Aldeadávila cuando dos hombres llegan furtivamente al pequeño municipio salmantino. Uno de ellos huye de un pasado inmediato de cuestionable legalidad; el otro quiere desmentir que la Diputación apoye el cementerio nuclear que el Gobierno central quiere poner en la región. Pero ¿qué pasará cuando la gente descubra que el vicepresidente de la Diputación está allí?

El 2 de abril de 1987 será una fecha que nadie en Aldeadávila olvidará jamás, la fecha en la que se demostró que «un pueblo unido jamás será vencido».

DANIEL H. BARREÑA

Licenciado en Geología por la Universidad de Salamanca, durante años me he dedicado a la Educación Ambiental y la divulgación de la geología, pero ahora he decidido adentrarme también en el mundo de la literatura.