Conociendo a Daniel Hernández Barreña

Hola a todos. Sé que como autor soy muy poco conocido y por ello estas navidades he decidido que podáis hacerme las preguntas que queráis con el fin de que podáis conocerme un poco más. Bajo el hastag #WriterDanihernAnswer, pero también por mensaje directo en Instagram o Twitter, incluso através de mi página de Facebook, he recogido todas las preguntas que me habéis mandado estos días y las he recopilado en esta entrada, donde las respondo manteniendo el anonimado de quienes las habéis realizado. Sólo espero que este extraño experimento os guste y que con él sepáis un poquito más de quién es Daniel Hernández Barreña.

Hola. Mi pregunta es doble. ¿Qué te motivó a empezar a escribir y qué te motiva a seguir haciéndolo?

Hola. La primera novela que terminé, la única que tengo publicada por el momento, es La decadencia de un mundo: el comienzo del fin y nació a partir del personaje que cree para mi primera partida de rol, algo de lo que he hablado en la entrada que le dediqué (ver El origen de una saga). Estoy seguro que ninguna de las novelas que he escrito habrían sido posible si no hubiera sido por la insistencia de mis compañeros y amigos para que siguiera desarrollando la historia de aquel personaje. Para las demás novelas y relatos mi principal motivación ha sido el volver a disfrutar del proceso de escritura, que me encantó la primera vez, pero también mi deseo por compartir con el mundo las historias que tengo en mi cabeza.

¿Por qué elegiste el género fantástico para empezar tu andadura en la escritura?

La literatura fantástica no es uno de mis géneros literarios favoritos (he leído a Tolkien y poco más), pero ha sido el primero por una especie de imperativo. Mi única novela publicada nació a partir de una partida de rol que tenía ambientación medievo-fantástica, así que el género estaba en realidad impuesto por su propio origen.

¿Qué género no te atraverías a escribir nunca?

Por el momento me atrevo con cualquier género. He escrito tres novelas de tres géneros diferentes, y de las cinco en las que estoy trabajando en estos momentos hay otros dos géneros que no había tocado antes. Pero sí hay un género que me resulta muy complicado, al menos a priori, y es el de la comedia. Yo tengo mi propio sentido del humor y sé que es muy particular, así que escribir algo cómico que vaya a gustar a otras personas me resulta tremendamente complicado. Además, todavía no se me ha ocurrido una historia de este género, así que por el momento será uno de los pocos que no tocaré a corto plazo.

Se ve que nunca paras de escribir, pero de todos los géneros que has tocado en tus novelas, ¿con cuál te sientes más cómodo?

De momento se puede decir que he tocado tres géneros novelescos (novela fantástica, de acción y misterio y contemporánea), y de los tres creo que con el que más he disfrutado es con el thriller y el suspense de la segunda. Por eso en IPES, que a pesar de no estar publicada aún ni tener editorial la considero mi última novela, aunque es una obra dramática tiene también aire de thriller. Es un género que me gusta mucho, pero admito que crear mundos desde cero ha sido una de las cosas con las que más disfruté a la hora de crear La decadencia de un mundo.

Háblanos un poco de ese proyecto misterioso en el que llevas meses trabajando y de que todavía no has publicado nada.

Creo que te refieres a la novela histórica que estoy escribiendo. Está ambientada en época romana y se desarrolla a lo largo de unos 20 años, abarcando los gobiernos de varios emperadores de s. I. Con ella pretendo hacer una fiel recreación de cómo era la sociedad romana en diversos aspectos, con personajes que representarán prácticamente todos los sectores poblacionales y con una serie de sucesos históricos como telón de fondo que enriquecerán la trama. Es una obra muy ambiciosa que para llevarla bien a cabo estoy documentándome mucho y a fondo en mil cosas de la época, por lo que todavía tardará años en estar terminada. Pero de momento va por buen camino y ya tengo diseñados a unos cuantos personajes y varias de las líneas argumentales principales. Estoy disfrutando mucho con ella.

¿Cómo prefieres que sea el final de una novela?

Coherente con el propio relato. A la hora de escribir me gusta que sean los personajes los que lleven el peso de la historia, así que creo que deben ser ellos los que también marquen su final. Es una manera extraña de escribir, pero así te llevas enormes sorpresas, a veces gratas y otras más bien tristes.

¿Desde cuándo empezó tu interés por la escritura?

Por la literatura desde siempre. De pequeño era el típico niño que era feliz cuando le caía un libro en las manos. Pero la escritura ha sido otro cantar. Sé que también he disfrutado siempre con inventarme historias, pero nunca las había puesto por escrito seriamente hasta que empecé con la historia de mi personaje de rol. A partir de ahí todo ha cambiado en este tema y ahora procuro siempre tener un par de proyectos literarios empezados.

Sobre tu novela La decadencia de un mundo. ¿Consideras que ofrece elementos o tramas innovadoras respecto a la novela fantástica tradicional?

Creo que la novela es bastante atípica dentro de su género. El enfoque que he querido dar en ella es más cercano al de la novela histórica que a la fantástica y sus personajes no son los habituales del género, pero no me atrevería a decir tanto como que es innovadora. Creo que eso son palabras mayores y a estas alturas casi todo ya está inventado. No he venido a reinventar la rueda, sólo a cambiar el tipo de rueda que lleva un carro viejo de madera.

Hola Daniel. Mi pregunta es sobre el proceso de creación literaria. ¿Sueles usar esquemas para desarrollar las tramas y los personajes?

A veces los he usado, sobre todo cuando la trama se ha vuelto enrevesada y bastante complicada de seguir, pero por lo general no es una norma en mi proceso de creación. Yo cuando escribo necesito principalmente dos cosas: una idea inicial que casi siempre cambiará y el personaje o personajes principales. Con ambas cosas dejo correr la imaginación y dejo hacer a los personajes, hasta componer una historia que casi siempre acaba sorprendiéndome incluso a mí. Así creo que la escritura es más bonita.

¿En qué te inspiras cuando escribes?

En cualquier cosa. A veces es un sueño el germen de la historia, otras veces es una anécdota que me cuentan, una noticia o simplemente una idea que me surge sin más. Nunca sabes dónde puede estar la inspiración.

¿Alguna vez te has bloqueado en un punto de la historia que estabas escribiendo? ¿Qué haces cuando te pasa eso?

La escritura para mí es un hobby, así que si me bloqueo lo considero una señal de que estoy saturado y necesito tiempo de desconexión. En esos casos dejo de escribir y me centro en otra cosa, pensando que ya retomaré la escritura cuando sea. Eso es lo que hago normalmente, pero a veces la historia la tengo muy desarrollada en mi cabeza y sé a dónde quiero ir con ella, así que si me bloqueo en un punto a veces doy un salto y continuó la escritura en otro más avanzado de la historia. Ya cuando me vea inspirado trataré de rellenar el hueco que haya quedado entre ambos puntos.

¿Algunos de tus personajes tienen algún rasgo físico o de personalidad basado en amigos o familiares?

Por lo general creo a mis personajes de cero, pero alguno hay como dices. Darwan por ejemplo se parece físicamente a un amigo, a uno de los que estuvieron conmigo en la partida de rol de la que surgió La decadencia de un mundo. Y en IPES, al estar basada en un suceso real en el que participaron muchas personas que conozco, tenemos algunos personajes para los cuáles tomé como modelo a alguno de ellos.

¿Los personajes de tus novelas están pensados expresamente para ellas o fueron saliendo sobre la marcha?

Hay un poco de todo. Siempre que empiezo a escribir una historia lo hago con uno o varios personajes bien definidos psicológicamente, pero muchas veces acaban siendo acompañados por otros que nacieron por necesidades de la propia historia y que a veces acaban incluso teniendo más peso que esos primeros protagonistas.

De La decadencia de un mundo, ¿con qué personaje crees que el lector empatiza más y con cuál te sientes más identificado?

No sabría decir. Creo que todos los personaje de La decadencia de un mundo: el comienzo del fin son únicos y en parte es fácil empatizar con cualquiera de ellos. Todos tienen sus cosas buenas y sus cosas malas. Así es como me gusta construir a mis personajes, para que de ese modo cada lector se pueda sentir identificado más con uno o con otro en función de su propia forma de ser. En cuanto a con cuál me identifico yo más, creo que me pasa igual. Todos tienen un poco de mí y a la vez ninguno es del todo como yo, así que tampoco sabría decidirme por uno solo.

¿Alguna vez te has metido como uno de tus personajes?

No. No me gustan los escritores que sólo son capaces de escribir si se ponen ellos como protagonistas. Prefiero inventarme a los personajes de cero y dejarles actuar, ver hasta dónde van y hasta dónde son capaces de llevar la historia. Eso no quiere decir que no tenga algo en común con ellos, pero jamás estoy yo como uno de ellos.

¿Cuál es tu lugar preferido a la hora de escribir?

Me gusta mucho escribir en el jardín de la casa de mis padres cuando es primavera e incluso verano (antes de las horas fuertes de calor). El resto del año suelo escribir en mi despacho de Salamanca.

¿Qué es para ti lo más difícil a la hora de crear una obra literaria?

Para mí escribir es fácil. Me basta con conocer bien a mis personajes para saber cómo actuarán y cómo hablarán en cada circunstancia. Para mí la parte más difícil es la de publicar, la de encontrar una editorial interesada en tu obra y la de publicitarla después de que ya esté a la venta. Esa es para mí la parte más dura y difícil de todo el proceso.

¿Cómo es desde dentro la vida de un escritor? ¿Es estresante? ¿Te reconforta tener una marca de ti publicada en este mundo?

Me gusta escribir, pero el tiempo que acabas invirtiendo en la publicidad de tu obra es más duro y difícil de lo que parece. Creo que estresante es un buen adjetivo. Respecto a la segunda pregunta, me gusta y me parece motivo de orgullo tener algo publicado, algo que pueda llegar a otras personas y que puedan disfrutar con ello.

¿Qué manías tienes a la hora de escribir? ¿Con una copa de vino a tu lado, música tal vez?

No soy muy maníatico para estas cosas. Muchas veces escribo con música, otras veces prefiero el silencio y a veces incluso el hecho de que me hablen o tenga la televisión de fondo no me afecta porque estoy muy metido en la escritura. Es más, a veces me meto tanto en lo que escribo que me olvido hasta de comer. En cuanto a beber, no soy de vino y me da bastante igual tomarme una cerveza, un café o un refresco. La bebida no influye en mi escritura, sólo me sirve para quitarme la sed o para despertarme.

¿De dónde has sacado la inspiración para escribir tu último libro?

Bueno, lo primero que quiero aclarar es que, aunque aún está sin publicar, para mí mi último libro es IPES. Dicho esto creo que mis principales referencias a la hora de escribir la novela las encontramos en el cine, en películas como La jauría humana, pero también en las vivencias que me han contado los propios protagonistas del suceso real y gente de mi entorno. Con ello he querido ser fiel a la realidad de los años 86 y 87, algo que espero haber conseguido.

¿Cuál es el mensaje que quieres dar con tu última novela?

Como acabo de decir, para mí mi último libro es IPES, y en él el mensaje que quiero dar es un mensaje acerca del peligro que supone defender una postura sin tener toda la información. Lo que ocurrió en Aldeadávila en 1987 fue un error que no debería repetirse, mucho menos convertirlo en un mito o idealizarlo. Aquel año todo el mundo, la población de Aldeadávila pero también los gobernantes del momento, se equivocaron tremendamente y nosotros debemos aprender de aquellos errores. Pero antes hay que conocer lo que ocurrió de verdad, y de ahí surge la idea de escribir una novela donde esta historia tuviera un peso importante, aunque no olvidemos que la obra no va solo de ello.

Han sido muchas las preguntas que me habéis mandado estos días y os agradezco enormemente que hayáis hecho posible este experimento. Muchas gracias a todos y a ver si algún día nos vemos, ya sea en un evento de firmas, por la calle o en cualquier sitio. Felices lecturas y que tengáis un buen año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s