Mis lecturas 1: año 2017

Un año más llegamos a estas fechas marcadas en el Hemisferio Norte por el frío, por la fiesta y por las reuniones familiares. Pero a diferencia de los años anteriores, en este caso también asistiremos a la primera entrada de Mis Lecturas, donde analizaré brevemente todas las novelas que he leído a lo largo de este 2017 que llega a su fin y que ha estado marcado por una literatura muy diversa. Como veréis a continuación, este año he leído dramas, novelas históricas, obras de ciencia ficción e incluso obras de no ficción. Porque este 2017, sin moverme demasiado, he visitado un universo alternativo en el que la Segunda Guerra Mundial fue ganada por el Eje, he viajado a un futuro nada agradable en el que la lectura está prohibida y a un lejano pasado en el que un joven abogado amenazaba con poner del revés la vida de la República de Roma. En esta entrada, siguiendo el orden de lectura, vamos a ver qué es lo que he leído este año y qué me han parecido esas lecturas.

El hombre en el castillo (Philip. K. Dick)

El hombre en el castillo.jpg

Género: Ciencia ficción                             Año: 1962

Sinopsis oficial: El Hombre en el Castillo nos sumerge en un mundo alternativo en el cual el Eje ha derrotado a los Aliados en la Segunda Guerra Mundial y los Estados Unidos han sido invadidos y divididos entre los vencedores. Mientras los nazis se han anexionado la costa atlántica, donde han instaurado un régimen de terror, la costa pacífica permanece en manos japonesas. En esta América invadida, los nativos son ciudadanos de segunda clase a pesar de que su cultura es admirada por los vencedores, hasta el punto de que uno de los mejores negocios es la venta de auténticas antigüedades americanas, como relojes de Mickey Mouse o chapas de Coca-Cola.

Opinión personal: La primera novela que he leído este año que ya acabamos, y que tiene una adaptación en formato serie que sigue en antena, es una de las obras más famosas de la Ciencia Ficción. En ella Philip K. Dick, famoso autor de este género y del que esta es la primera obra que leo, teoriza sobre cómo pudo haber sido la Segunda Guerra Mundial, y cómo habría sido el mundo posterior, si el Eje hubiera ganado el conflicto. Sin duda estamos ante una premisa muy original y claramente atrayente, pero por desgracia la novela, aunque siempre interesante, creo que no acaba de aprovecharla y termina quedándose un poco coja. No quiero decir demasiado para no destripar la trama, pero personalmente creo que la obra queda un poco inconclusa, con un mundo muy rico y lleno de detalles que no se explota todo lo que se podría, y con demasiados personajes que desaparecen de escena de golpe y de los que no volveremos a saber nada. Todos estos aspectos me llevaron a tener la sesanción de que el autor estaba construyendo una saga que nunca llegó a ser, y es una pena, porque a pesar de todo esto, El hombre en el castillo es una novela que me ha gustado bastante. Mientras la leía me hizo reflexionar mucho sobre un tema tan interesante y enrevesado como es el de los universos alternativos, en cómo podría ser el mundo de diferente si hubiera cambiado algo en nuestro pasado. Nunca lo sabremos, pero fantasear con ello es siempre estimulante, y Philip K. Dick en ese aspecto no me ha decepcionado.

Imperium: Trilogía de Cicerón I (Robert Harris)

Imperium.jpg

Género: Novela histórica                          Año: 2006

Sinopsis oficial: Roma, siglo I a. C. Cuando aquella fría mañana de noviembre, Tirón, el secretario y confidente de Cicerón, abrió la puerta a un aterrorizado habitante de Sicilia, víctima del corrupto gobernador de la isla, no sabía que acababa de desencadenar una de las disputas judiciales más apasionantes de la historia. Aquella confrontación fue mucho más allá de la justicia y tuvo consecuencias históricas para la República, porque desencadenó un torbellino de conspiraciones en el que se vio implicado un joven abogado, Marco Tulio Cicerón, movido por su afán en conseguir el imperium, el poder supremo del Estado.

Opinión personal: Cicerón nunca ha sido un personaje que me haya llamado demasiado la atención. Y en mi ignorancia histórica no sabía el enorme peso que ha tenido para la historia, en especial en los tiempos en los que la  República Romana se dirigía irremediablemente a su destrucción absoluta. Robert Harris, a diferencia de muchas otras obras históricas centradas en importantes personajes históricos, decide acercarse a la figura de este importante abogado de manera oblicua, no con él como protagonista sino a través de los ojos (y la pluma) de Tirón, su esclavo de mayor confianza y al parecer también el perfeccionador de la taquigrafía en el mundo romano. La novela, primera parte de una trilogía, nos narra la primera etapa de la vida de Cicerón tal y como la pudo presenciar Tirón, la de un brillante abogado que se abre paso poco a poco y por méritos propios hasta llegar al Senado, y quién sabe si algo más. La historia es sin duda apasionante, llena de conspiraciones, personajes históricos que todos conocemos pero antes de alcanzar la fama por la que los conocemos, y con un político idealista que intenta combatir las injusticias del estado mientras poco a poco se va impregnando de la suciedad de las cloacas de la política. Imperium es un muy interesante comienzo de una trilogía que iré devorando, con muchas ganas por conocer más la vida de este personaje del que lo que más sabía antes de esta novela era su dramática muerte.

Fahrenheit 451 (Ray Bradbury)

Fahrenheit 451.jpg

Género: Ciencia Ficción                            Año: 1953

Sinopsis oficial: Fahrenheit 451: la temperatura a la que el papel se enciende y arde. Guy Montag es un bombero y el trabajo de un bombero es quemar libros, que están prohibidos porque son causa de discordia y sufrimiento. El Sabueso Mecánico del Departamento de Incendios, armado con una letal inyección hipodérmica, escoltado por helicópteros, está preparado para rastrear a los disidentes que aún conservan y leen libros. La visión de Bradbury es asombrosamente profética: pantallas de televisión que ocupan paredes y exhiben folletines interactivos; avenidas donde los coches corren a 150 kilómetros por hora persiguiendo a peatones; una población que no escucha otra cosa que una insípida corriente de música y noticias trasnmitidas por unos diminutos auriculares insertados en las orejas.  Como 1984, de George Orwell, como Un mundo feliz, de Aldous Huxley, Fahrenheit 451 describe una civilización occidental esclavizada por los medios, los tranquilizantes y el conformismo.

Opinión personal: La novela de Ray Bradbury es un contundente puñetazo dirigido directo a la mandíbula de la sociedad actual, más pendiente de la televisión que de los libros. En líneas generales la historia nos viene a decir que un hombre que piensa por sí mismo en un mundo aborregado es un hombre muy peligroso, y los libros, el alimento del cerebro, es el germen de ese pensamiento individual con el que hay que acabar. Por ello en la sociedad de la novela los libros están prohibidos y simplificados solo a películas o frases puntuales que tratan de resumir al máximo la historia que cuentan. Romeo y Julieta es la historia de un amor abocado al fracaso. Nadie quiere saber más porque esa frase ya dice lo necesario. Fahrenheit 451, cuyo título hace alusión a la temperatura a la que el papel de los libros se enciende y arde (como bien nos indica el autor), es una novela que carga contra el conformismo, pero también contra el atontonamiento y el aborregamiento de una sociedad cada vez más estúpida. Ojalá nunca lleguemos al punto de destruir libros, pero abandonarlos porque las películas son mejor es ya un principio de por sí muy peligroso. Y a mí, hablando de libros, este libro me ha encantado.

SPQR. Una historia de la Antigua Roma (Mary Beard)

SPQR - Una historia de la Antigua Roma.jpg

Género: Obra de no ficción                      Año: 2015

Sinopsis oficial: La antigua Roma importa. La historia de su imperio, sus conquistas, crueldades y excesos es algo contra lo que todavía nos comparamos hoy. Sus mitos e historias -de Rómulo y Remo a la violación de Lucrecia- todavía resuenan como un eco en nosotros. Y sus debates sobre la ciudadanía, la seguridad y los derechos de las personas aún influyen en nuestros propios debates sobre las libertades civiles de hoy. SPQR es una nueva mirada a la historia de Roma de la mano de una de las expertas en el mundo clásico más importantes del mundo. No solo explora cómo Roma pasó de ser un pueblo insignificante en el centro de Italia a un poder que llegó a controlar el territorio que abarca de España a Siria, sino también qué concepto tenían los romanos de sí mismos y sus logros, y por qué siguen siendo importantes para nosotros. Cubriendo 1.000 años de historia, y arrojando luz sobre los fundamentos de la cultura romana, de la esclavitud al agua corriente, así como explorar la democracia, la migración, la controversia religiosa, la movilidad social y la explotación en el contexto más amplio del imperio, esta es una historia definitiva de la antigua Roma.

Opinión personal: No todo lo que leo son novelas, ya que a veces también necesito leer algo más académico para hacerme una idea más exacta de algún asunto que me interesa. Y en este caso ese asunto ha sido la cultura romana. La obra de Mary Beard, Princesa de Asturias de Ciencias Sociales del año 2016, es un trabajo muy completo en el que encontramos una narración divulgativa muy bien estructurada y que no se hace para nada pesada. Gracias a ella he aprendido muchas cosas sobre la historia de Roma, en especial sobre los orígenes de lo que se convertiría en el centro del mundo occidental antiguo y acerca del cómo evolucionó de monarquía a república y por último a imperio. Pero también trata otros aspectos sociales menos conocidos que me interesaban especialmente precisamente por ello, tales como el papel de la mujer, los esclavos y libertos, qué era y en qué consistía la ciudadanía romana, cómo era la religión del imperio… SPQR es una obra muy buena que sirve sin duda para acercarnos, desde una visión clara y desmitificadora, a cómo era en realidad el mundo romano, tan tergiversado por el paso del tiempo.

El viejo y el mar (Ernest Hemingway)

El viejo y el mar.jpg

Género: Narrativa                                      Año: 1953

Sinopsis oficial: Un viejo pescador emprende su última travesía de pesca y logra dar con una gran pieza contra la que tendrá que luchar duramente. Cuando por fin consiga matarla se verá obligado, por su desmesurado tamaño, a atarla a un costado de la barca, y de regreso a la costa tendrá que afrontar los ataques de los tiburones a su pieza. La vejez, el mar, la lucha del hombre con la naturaleza, el esfuerzo físico, la derrota y la victoria, el sol del trópico o el destino son algunos de los elementos con que Hemingway teje esta verdadera historia inmortal.

Opinión personal: Muchos que me conocéis sabéis que Ernest Hemingway es uno de los escritores que más me han marcado a pesar de haber leído sólo dos novelas de él. Por eso tenía muchas ganas de echarle mano a la obra con la que ganó el Premio Pulitzer, y tengo que decir que no me ha decepcionado. El viejo y el mar, seguramente la obra más famosa de su más que famoso autor, es una historia muy viva y cargada de emotividad. Creo también que es la más personal de cuantas escribió, ya que en ella encontramos al auténtico Hemingway, que esta vez no duda en volcar sobre su protagonista muchas de las inquietudes y reflexiones personales, como el sentimiento de soledad o esa idea de que la vida es una eterna lucha en la que lo único que cambia es el rival. Y aquí Santiago, nuestro anciano y desafortunado pescador que lleva ya 84 días sin pescar nada, se enfrentará al dios de los mares convertido en un descomunal pez. De esta manera en su lucha contra el animal, Santiago ha de afrontar no sólo el reto físico y mental que supone capturar una pieza tan grande, sin duda la más grande que recuerda haber visto en su larga vida como pescador, sino que también tendrá que enfrentarse a la soledad del mar, con sus recuerdos y el enorme pez (oculto bajo las aguas la mayor aprte de la lucha) como únicos compañeros. El viejo el mar, última gran obra de Hemingway, es sin duda una de las mejores, al menos de las tres que yo he leído (las otras dos son Por quién doblan las campanasAdiós a las armas), una novela visceral en la que el hombre se enfrentará a la naturaleza. Si sale victorioso o no es algo que deberéis descubrir por vosotros mismos.

La Canción de la Espada. Sajones, vikingos y normandos IV (Bernard Cornwell)

La canción de la espada.jpg

Género: Novela histórica                          Año: 2007

Sinopsis oficial: El guerrero Uhtred, ahora casado, con dos hijos y propietario de tierras, parece destinado a gozar de una paz semejante a la que hay en Inglaterra, donde el reino danés del norte y el reino sajón de Wessex inician una nueva etapa de paz. Pero los vikingos siguen al acecho en Lundene, dispuestos a conquistar Wessex, para lo cual precisan la ayuda de su viejo camarada Uhtred. Por su parte, el rey Alfredo el Grande confía en que sea él quien encabece una operación destinada a expulsar a los vikingos, lo que llevará a Uhtred a enfrentarse de nuevo a su ambivalente identidad, y a poner en la balanza su origen vikingo y la lealtad a su rey. En cualqueir caso, su ardor guerrero pesará más que la placidez familiar.

Opinión personal: Uthred, sajón de nacimiento pero criado como vikingo, ya no es un niño, tampoco un adolescente, y después de todo lo vivido en las tres novelas anteriores ya se ha convertido en un hombre adulto que tiene una familia, gobierna una ciudad y debe mantener una gran reputación como guerrero. Pero Alfredo de Wessex, que la historia acabará conociendo como Alfredo el Grande, ese meapilas enfermizo y muy inteligente que tiene grandes planes para el futuro de toda Inglaterra, no quiere desperdiciar a su mejor guerrero y por ello le encarga la tarea de recuperar la ciudad de Lundene (Londres) para el vecino y sin rey reino de Mercia, que por el momento está bajo su tutela. Esta es, a grandes rasgos, la historia que encontramos en La canción de la espada, cuarta parte de la saga Sajones, Vikingos y Normandos que narra, bajo la perspectiva de su protagonista, la unificación de los siete reinos de Inglaterra durante las invasiones vikingas (recientemente adaptada en formato televisivo bajo el título de El último reino). En ella muchas cuestiones de las novelas anteriores se mantienen, pero ha habido algunos cambios, sin duda el mayor de ellos que es la novela más de ficción y menos histórica de todas, algo que el autor se encarga de aclararnos al final en su Nota de autor. No obstante el realismo a la hora de retratar diversos aspectos de la vida en la Alta Edad Media inglesa permanece, pero aunque la historia sigue siendo muy interesante y los personajes siguen estando muy bien construidos (uno de mis favoritos es sin duda Pyrling, un antiguo guerrero galés reconvertido en monje-guerrero), lo cierto es que es en esta novela donde he empezado a notar cierto agotamiento. Puede que sea por ser la menos histórica y en la que más licencias se da el autor, a lo que desde luego no ayuda que en algunos momentos se nos recuerden con detalle cosas que han hecho antes algunos personajes, sucesos ocurridos ya en la saga y que se supone que ya deberíamos conocer. No obstante la historia de Uthred me sigue gustando y seguiré leyendo la saga, confiando en que este sólo haya sido un pequeño bache que no estropea la narración ni el conjunto. Muy recomendable sin duda, aunque no si no has leído los libros anteriores.

El arte de matar dragones (Ignacio del Valle)

El arte de matar dragones.png

Género: Novela negra                                Año: 2003

Sinopsis oficial: Año 1939. El joven teniente Arturo Andrade recibe un encargo del Alto Estado Mayor: encontrar una obra de arte perteneciente al Museo del Prado que ha sido extraviada misteriosamente durante la República. Se trata de El arte de matar dragones, una enigmática tabla anónima del siglo XIV cuya recuperación es exigida por el mismo Serrano Suñer. ¿Qué se esconde tras esta desaparición? Arturo no sabe que la búsqueda del cuadro lo llevará a destapar el tráfico de obras de arte y de armas durante los años más duros de la reciente historia de España. Pero al mismo tiempo, un pasado turbio y políticamente secreto hace de Andrade una presa fácil de las pasiones humanas y del amor irrefrenable hacia lo ideal. La obsesión por el cuadro crecerá en el teniente junto al dolor por la mujer amada y por el antiguo código de honor perdido, ambos sueños inalcanzables.

Opinión personal: Soy un gran amante del cine negro y sin embargo apenas he leído novela negra. Es un tanto extraño, lo sé, y por ello no pude evitar hincarle el diente a este libro cuando llegó a mis manos. Además, hace no mucho vi una película que resultaba ser la adaptación cinematográfica de la segunda parte de esta saga y tanto el personaje como el punto de partida de la historia me habían gustado bastante, así que como os podréis imaginar leer El arte de matar dragones se había convertido en un imperativo para mí. La novela engancha desde el primer momento por su ritmo y el buen pulso a la hora de hacer avanzar la investigación, pero sobre todo gracias a su protagonista, el teniente Andrade. Este pacense que siempre parece esconder un oscuro secreto de su pasado que lo atormenta, es un hombre tímido y muy reservado que constantemente esconde sus cartas por miedo, consciente de que en la Nueva España de Franco cualquier simpatía puede significar la muerte. El Teniente Andrade, que luchó en la Guerra Civil como analista criptográfico para el bando rebelde, ahora que ha acabado la guerra ha sido reasignado al Alto Estado Mayor en la Sección de Información de Madrid, pero para un caso de gran importancia para el Nuevo Régimen se le encarga la recuperación de una tabla desaparecida que no será más que la punta del iceberg de una trama que implica espionaje y contraespionaje, personajes turbios y sucesos ocultos que poco a poco se irán desvelando. Sin duda una gran novela negra con la que he disfrutado mucho, un buen comienzo para las andanzas de este personaje que en su segunda aventura tendrá que investigar una serie de asesinatos en el frente Ruso durante la Segunda Guerra Mundial.

Un lugar a donde ir (María Oruña)

Un lugar a donde ir

Género: Thriller policiaco                         Año: 2017

Sinopsis oficial: Han transcurrido varios meses desde que Suances, un pequeño pueblo de la costa cántabra, fuese testigo de varios asesinatos que sacudieron a sus habitantes. Sin embargo, cuando ya todo parecía haber vuelto a la normalidad, aparece el cadáver de una joven en La Mota de Trespalacios, un recóndito lugar donde se encuentran las ruinas de una inusual construcción medieval. Lo más sorprendente del asunto no es que la joven vaya ataviada como una exquisita princesa del medievo, sino el objeto que porta entre sus manos y el extraordinario resultado forense de su autopsia. Cuando hasta los más escépticos empiezan a plantearse un imposible viaje en el tiempo, comienzan a ocurrir más asesinatos en la zona que parecen estar indisolublemente unidos a la muerte de la misteriosa dama medieval. Mientras Valentina Redondo y su equipo investigan los hechos a contrarreloj, Oliver Gordon, ayudado por su viejo amigo de la infancia, el músico Michael Blake, buscará sin descanso el paradero de su hermano Guillermo, desaparecido desde hace ya dos años, y descubrirá que la verdad se dibuja con contornos punzantes e inesperados.

Opinión personal: Cuando supe que Puerto escondido tenía continuación tuve muy claro que quería leerla también. La primera novela no era una obra original pero al menos trataba de una manera bastante fiel el trabajo policial en España, y además tenía para mi sorpresa un personaje femenino tan interesante y tan bien construido como era la Teniente Redondo. Así que conseguí hacerme con un ejemplar de Un lugar a dónde ir y cuando estuve libre de lecturas lo empecé a leer. Ahora no tengo muy claro sino fue un error por muchas cuestiones que no me han gustado de ella. Para empezar, esta segunda novela se me ha hecho demasiado repetitiva con respecto a la primera, con un esquema argumental bastante similar en el que se nos vuelve a mezclar un pasado que explica los sucesos del presente con la propia investigación actual. Eso no es malo, pero en muchas ocasiones la novela incurre en explicaciones demasiado insistentes, y esa manía machacona de que quede todo claro acaba por cansarme y sacarme de la historia. Pero si algo no me ha gustado de esta novela han sido sus personajes, más simples que en la primera y ya sin luces y sombras, sólo luces. Para empezar seguimos teniendo al británico Oliver Gordon, a quien he de confesar que nunca he soportado y que en esta novela protagoniza una subtrama alternativa que me ha parecido con diferencia lo peor de la novela (la historia de su hermano desaparecido me importa bastante poco,esté o no relacionada con la trama principal). Pero es que además ahora resulta que todos los personajes son muy ingeniosos a la hora de hablar, curiosamente siempre con un mismo sentido del humor que no me ha terminado de encajar en muchos casos con sus personalidades (ya ni hablemos de las constantes alusiones al cine sacadas con calzador). Y luego están los personajes nuevos, quizás el mayor problema de la novela, un grupo de geólogos aficionados a la espeleología que son además arqueólogos e incluso alguno también paleontólogo, un grupo muy carismático pero que me ha sido imposible de creerme como geólogo, lo que ha terminado por hacer que me resulte imposible meterme en su historia. Porque sí, es cierto que la geología y la arqueología son dos disciplinas con elementos comunes (yo mismo he realizado algún estudio en geoarqueología), pero son también dos disciplinas muy diferentes entre sí, y saber tanto de una como de la otra a un nivel profundo y profesional se hace del todo imposible. Puerto escondido fue una interesante novela que mereció la pena leer, pero Un lugar a donde ir ha sido toda una decepción que hace que me replantee si de verdad quiero seguir leyendo las andanzas de la Teniente Redondo y de Oliver Gordon. A veces creo que en sus vidas hay demasiadas casualidades, y ese es otro punto que tampoco me ha gustado demasiado de la novela. Aunque esta es sólo mi opinión personal, ya que si os gustó la primera y os quedásteis con ganas de más, os animo a que leáis esta y saquéis vuestras propias conclusiones. Las mías ya las habéis leído y creo que son bastante claras.

Anuncios

2 comentarios en “Mis lecturas 1: año 2017

  1. Hola!!
    Tuviste buenas lecturas este año.
    De las que mencionas he leído Un lugar a donde ir y ya sabes que me gustó un más que a ti jeje.
    Tengo pendiente de leer algo del autor Ernest Hemingway, a ver si me quito lo acumulado y me pongo con algún libro.
    A por el siguiente año!!
    Un besin 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Ya sabes que gusta mucho leer variado y que lo mismo me ocurre a la hora de escribir. A ver si ahora saco algo más de tiempo y termino el libro que tengo a medias, que por poco no entra en el resumen del año.
      Un beso

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s