La escritura como forma de evasión

¿Por qué escribimos quienes lo hacemos? Esa es una pregunta muy habitual que la gente nos hace cuando descubre que hemos publicado una novela, pero en mi caso ya me la hacían antes, cuando se enteraban que en mi tiempo libre siempre me ha gustado escribir. Y es que la escritura es algo que parece reservado sólo a personas extraordinarias, a grandes genios o a personalidades famosas. Y aunque esa percepción pudiera parecer bastante equivocada, en realidad no va mal encaminada si tenemos en cuenta que escribir lleva mucho tiempo y que la mayoría de personas prefieren invertir su escaso tiempo libre en otras cuestiones. Porque sí, el trabajo de escritor es costoso, y al final sólo unos pocos conseguimos llevarlo a término, ya no digamos publicar una obra.

“La escritura es algo que parece reservado sólo a personas extraordinarias, a grandes genios o a personalidades famosas”

El trabajo como escritor se puede entender de muy diversas maneras, pero para mí la mejor es la que dice que el escritor es el primer lector de la obra. Esta afirmación aparentemente poética no lo es tanto y tiene dos lecturas. La primera de ellas es que, como dicen muchas personas y es algo que yo defiendo, quien quiere escribir una historia debe hacerlo ante todo para sí misma, no pensando en lo que puedan querer otros. Escribir pensando en un público es muy peligroso porque lo que escribas debería gustarte a ti primero, que serás el primero que valore el resultado final. No obstante no debemos olvidar que sí hay gente que escribe pensando en otros, pero en ese caso se suele dar la circunstancia de que son personas cuyo objetivo no es desconectar de la realidad o pasar el rato, como es mi caso, sino publicar para vender. A esas personas me gusta definirlas como mercenarios de las letras, y muchas veces son gente que no valora el resultado final de su obra porque sencillamente no va destinada a ellos.

“Quien quiere escribir una historia debe hacerlo ante todo para sí misma, no pensando en lo que puedan querer otros”

La segunda lectura que tiene la afirmación anterior de que “el escritor es el primer lector de la obra”, que es la que me gusta más, es que en realidad el escritor no crea nada, sólo transcribe una historia que ya está escrita. Suena muy poético pero lo creo firmemente, ya que como escritor me gusta que la escritura sea algo orgánico, que sea la propia historia y los personajes que hay en ella los que marquen el ritmo y lleven el peso de la narración. Eso no quiere decir que el escritor no tenga control sobre la trama, pero ahí es donde se distingue a los escritores que comprenden a sus personajes y valoran la coherencia de su relato de los que no. Porque todos hemos leído seguramente alguna narración en la que un suceso parecía forzado, como si el autor en ese momento tuvo que traicionar la esencia del relato para cumplir una idea concreta, puede que simplemente para alcanzar el desenlace pensado y deseado. Para mí eso es un error muy grave que puede acabar por estropear la historia.

“Como escritor me gusta que la escritura sea algo orgánico, que sea la propia historia y los personajes que hay en ella los que marquen el ritmo y lleven el peso de la narración”

Escribir es duro, o al menos puede parecerlo, pero no lo es más que cualquier creación artística. Y del mismo modo que ocurre con la pintura o con la música, lo que escribas será un reflejo de cómo eres como persona, de qué te inquieta o te preocupa, de cuáles son tus temores y tus obsesiones. Y no, para escribir no siempre necesitas meterte como personaje en la historia. Es más, me atrevería a decir que ese recurso sólo lo hacen los malos escritores. Aunque sí que necesitas conectar con todos tus personajes, con los protagonistas pero también con los secundarios e incluso con los que ocupen el rol de villano (si es que los hay). De esta manera harás más humanos y más cercanos a todos ellos, hasta el punto de que el hipotético futuro lector, en caso de que lo haya algún día, podrá comprender las motivaciones de todos los personajes o empatizar con cualquiera de ellos, incluyendo a ese que a ti menos te interesa. Es por esto por lo que me gusta tanto esa idea de que como escritor sólo eres un espectador de la trama, si bien para ello has de haber definido bien a los personajes y conocerlos más que a ti mismo. De esta manera, descubrir a dónde pueden llevarte se convierte en una experiencia muy grata que no es tan diferente de la experiencia que tendrá el lector cuando lea la historia, si es que como digo algún día haya lectores que la lean.

“Lo que escribas será un reflejo de cómo eres como persona, de qué te inquieta o te preocupa, de cuáles son tus temores y tus obsesiones”

Por tanto, volviendo a la pregunta del principio de este artículo. ¿Por qué algunos escribimos en nuestro tiempo libre? Supongo que cada uno tendrá su respuesta, la mía es bien sencilla, y es que yo escribo porque para mí la escritura es una manera de desconectar del mundo y de pasar el tiempo libre. La escritura no es mi profesión sino un hobby, una afición con la que disfruto enormemente, que al fin y al cabo es algo que deberíamos hacer todos los que escribimos. Así que ya sabes, si te gusta escribir en tu tiempo libre y crees que eso no es normal, no te equivoques, sólo estás disfrutando de un hobby como cualquier otro. No dejes jamás de hacer algo que te guste sólo porque creas que nadie te comprenderá. Al contrario, escribe para ti y disfruta de ello. Quién sabe hasta dónde puedes llegar.

*Este artículo fue originalmente publicado en la revista online El magacín

Anuncios

2 comentarios en “La escritura como forma de evasión

  1. Hola, encantada de estar aquí.
    Me he sentido absolutamente identificada con el artículo, en primer lugar, porque me atañe directamente, estoy escribiendo un libro, sería la primera experiencia de autoedición (que es lo que he elegido por otras razones que ahora no vienen a cuento significar), pero lo primero es lo primero, me encanta escribir y desconectar del mundo real para establecer un paralelismo connotativo con esa realidad que prefiero plasmar desde otros puntos de vista que no requieran esa inmediatez temporal de vivirla enl ese mismo proceso de tiempo presente, es decir, me gusta mucho reproducirla y llenarla de anacronismo y atemporalidad. Es más, me gusta releer lo que he escrito en un momento dado, recuperar la esencia de lo transmitido, revivir sentimientos y emociones subjetivas y, al mismo tiempo, ser capaz de generar empatía en otras personas que puedan leerme, compartiendo así mis puntos de vista y visión de la vida. En ese sentido, reproduzco una catarsis. Para mi, aparte de un proceso creativo es un proceso de curación en muchos sentidos.

    Tu artículo reafirma el sentido de escritura en tres aspectos que me parecen fundamentales y que yo he podido sentir en profundidad e introspectivamente:

    a)El escritor es el primer lector de la obra, si no vendes esa realidad y ese punto de inflexión con otros empatizantes, estas generando una mentira para los demás. Quien escribe solo para vender, está fortaleciendo otros lazos con la industria editorial pero no es un escritor de verdad. Lo primero, ser sincero contigo mismo, eso es lo que transmitirás al lector más o menos fidelizado. Para resultar creíble, primero tienes que creer en tí. Y luego, ya veremos si los demás te otorgan ese voto de confianza y te compran ejemplares. Cúrrarselo en ese sentido implica disfrutar de lo que haces.
    b)Lo que escribas será el reflejo de lo que eres como persona. Por ello, mucho cuidado con lo que transmites al lector, estás reflejándote como un espejo ante los demás, ser buena persona y responsable y asertivo, te lleva a procurar el bienestar y el disfrute, aunque crees ficticiamente, pues de tí depende hacer feliz a alguien mediante el proceso creativo. Y los valores que transmitas siempre dejan una huella en el tiempo y en la historia. Y dicen quién es ese que canta como trobador, o escribe como padre ideológico del conocimiento a través de sus obras. Por sus obras los conoceréis, dijo Jesucristo, según referencias de las fuentes bíblicas.
    c)Ser coherente con la trama y con los personajes y que sean éstos quienes reconduzcan la historia. Aquí lo tengo tan claro también que poco o nada debería de añadir. Solo esto: Todo lo que creemos literariamente hablando debe de salir al exterior como un parto. No hagamos que nuestras creaciones literarias y nuestro pensamiento sea un resíduo de nuestro ego. Seamos objetivos y realistas y dejemos que el lector inteligente lea la verdad, lo real, no los caprichos y deseos inconscientes o conscientes del escritor al precio que sea. Cuando escribimos una historia no lo hacemos para subvertir la realidad. Seamos lógicos y hablemos a través de los recursos narrativos más rigurosos posibles a fin de que esta aventura de transcendencia tenga un contexto acorde. Si decido matar a un héroe revolucionario que sea porque se ajusta a la trama y al resto de personajes, igual que si decido que el mal o un asesino en serie se beneficia finalmente de su propia sinrazón, no como moraleja, sino por cuestiones naturales.

    Me ha encantado esta exposición de las directrices principales y básicas que un escritor debe de tener en consideración. Excelente post.
    Un abrazo y disculpa la extensión del comentario.
    Marisa, una seguidora

    Le gusta a 1 persona

    1. No importa la extensión, me ha encantado leer el comentario entero por lo mucho que se parecen nuestras visiones personales de lo que es la escritura para nosotros. Ojalá más gente lo tenga en cuenta, no sólo escritores sino también lectores. Para que sepan distinguir al escritor/a que da lo que cree que la gente pide de quien deja correr la trama y los personajes, de quien escribe para vender de quien escribe para sí. Un saludo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s